Menu

¿Edifiquemos Ahora Un Altar?...

Mensaje:

¿Edifiquemos ahora un altar?...
¿Construyámonos un altar?

Texto de la Santa Biblia en Josué 22.26-28 - RV 1909.

"Por esto dijimos: Hagamos ahora por edificarnos un altar, no para holocausto ni para sacrificio, sino para que sea un testimonio entre nosotros y vosotros, y entre los que vendrán después de nosotros, de que podemos hacer el servicio de Jehová delante de Él con nuestros holocaustos, con nuestros sacrificios, y con nuestras ofrendas de paz; y no digan mañana vuestros hijos a los nuestros: Vosotros no tenéis parte en Jehová. Nosotros, pues, dijimos: Si aconteciere que tal digan a nosotros, o a nuestras generaciones en lo por venir, entonces responderemos: Mirad el símil del altar de Jehová, el cual hicieron nuestros padres, no para holocaustos o sacrificios, sino para que fuese testimonio entre nosotros y vosotros."

Subtítulo: ¿Qué estamos haciendo,…?

Introducción: Atestigüemos un poco de historia, de quién fue Josué.

Josué, un gran servidor de Dios; un hombre de Dios que perseveró por más de cincuenta años como general de los ejércitos de Jehová. Gran estratega. Nacido en Egipto, en estado de esclavitud, bajo  el régimen despótico de Faraón Ramsés II. Servidor y discípulo de Moisés, que siendo guiado por la dirección de Jehová logra romper el yugo de dura servidumbre (ver mensaje Dura Servidumbre) por mano de Moisés, proveyendo la libertad total de la esclavitud a Israel. Pero veamos ahora lo interesante de la vida de este hombre, Josué hijo de Nun, consagrado líder y respetuoso servidor de Dios.

Su libro (Josué) narra la historia de la conquista de la tierra de Canaán, un extenso territorio poblado por reyezuelos de gran perversidad y grandes desafiantes contra el Dios viviente. Digo esto porque los dioses a quienes servían estos no tenían más  poder que una sencilla lombriz de tierra - sin ánimo, claro está, de ofender a Dios; pues él creó y cría a las lombrices.
La conquista de Canaán fue un auténtico desafío para Josué y sus tropas, en donde descuellan los primores de la ley de Dios, a saber, la obediencia, el temor a Dios, la esperanza y la fe. Por lo que podemos extraer de Josué 22.10 y 23 (leámoslo), nos da a entender que de ello el amor a Dios era sobre todo.

I) Las buenas intenciones a veces atraen dificultades

Después de bendecir Josué a los Rubenitas, a los Gaditas y a la mitad de la tribu de Manasés (Josué 22.1), los despidió en paz con la solemne advertencia: "Solamente que con diligencia cuidéis de poner por obra el mandamiento y la ley, que Moisés siervo de Jehová os intimó: que améis á Jehová vuestro Dios, y andéis en todos sus caminos (ver Jeremías 26:16); que guardéis sus mandamientos, y os alleguéis á él, y le sirváis de todo” — Josué 22:5. Luego se retiraron a su lugar donde vivirían. Veamos dos cuestiones: 1) ellos escogieron vivir del otro lado de la seguridad de las fronteras de Israel. 2) Ellos querían vivir separados de sus hermanos; si bien habían convenido ayudarse, en un compromiso mutuo de asistencia, en caso de guerra y/o calamidades. Sin embargo, la historia bíblica nos muestra que estas tribus - de Ruben, Gad y la media tribu de Manases - fueron las que más sufrieron las invasiones de las naciones hostiles (2 Reyes 13.4) contra Israel, así como los asaltos de bandas armadas (2 Reyes 5.2; 6.23). Guerras y situaciones complejas que sufren incluso hasta hoy.

Es preciso saber, hermanos, que las disposiciones de aquel entonces, en cuanto al territorio conquistado y dado por heredad perpetua a

Israel por parte de Dios, se mantienen hasta hoy; basta que miremos los mapas en nuestras Biblias. Podemos ir a Josué 16. Según un mapa de la Biblia aramea, vemos allí los límites de Moab y los árabes al sur, de los amonitas y filisteos al oeste; y en el norte tenemos una parte de los fenicios, Siria, Babilonia y Persia. Todas naciones guerreras. Los ataques terroristas que sufren en Israel hoy en día son en su mayoría hacia los más expuestos descendientes de aquellas tribus.
Las intenciones al edificar aquel altar para testimonio parecía interesante (Josué 22.10). Lo edificaron en el límite de la frontera. Un altar grande… en apariencia.

En algunos países, en sus fronteras, han colocado avisos y edificaron templos bien adornados, dentro de los cuales colocaron altares con ídolos; sugiriendo con ello sus verdaderas intenciones. A saber: 1°- que los ciudadanos de tales países y los visitantes extranjeros sepan qué religión tienen y sostienen, y 2°- que están colocados allí para “su seguridad y protección".

Hoy se persiste en ello. Hay personas que en sus casas colocan una ermita, que es una especie de templillo, con el único objetivo de poder alcanzar el mismo fin. Visten a sus «muñequitos», de yeso o madera, en forma elegante, y los ponen allí, dentro de esos templillos. Las personas los observan, les rezan; y en ocasiones lo hacen apoyando sus manos sobre el templillo. Incluso le colocan al templillo la cobertura de una ventanita de vidrio… ¿Tal vez para que los «muñequitos» no se resfríen?… y alguna flor de plástico, la que no puede ver ni oler… (risas).

Si, amigos, esa ignorancia supersticiosa tan arraigada entre los latinos no hace más que confirmar lo dicho por el profeta Isaías: "Sacan oro del talego, y pesan plata con balanzas, alquilan un platero para hacer un dios de ello; humíllanse y adoran.
Echanselo sobre los hombros, llévanlo, y asiéntanlo en su lugar; allí se está, y no se mueve de su sitio. Danle voces, y tampoco responde, ni libra de la tribulación." — Isaías46: 6 y 7. Sin embargo, lo que ellos no sospechan siquiera -como dice muy bien Merril F. Unger, en su libro Los Demonios Y El Mundo Moderno, páginas 160 y 161-, es que están cayendo bajo el control de los poderes espirituales malignos, los cuales alientan al hombre caído -o mujer caída- a rebelarse contra la Palabra y la voluntad de Dios .

Cuando Dios comenzó a obrar en la redención (Génesis 3 .9-15,21; comparar con Juan 5.17; 9.4; 17.4), las huestes espirituales de Satanás emprendieron una contraofensiva persistente e interminable para mantener al hombre en ignorancia con respecto a la verdad divinamente revelada,  y con respecto a la gracia redentora de Cristo. La estrategia satánica siempre se enfoca en engañar a los hombres en la mayor medida posible. Continúa diciéndonos Merril Unger, en páginas 166,167: "… Esa seducción sutil de la idolatría y el celo fanático de sus devotos solo puede explicarse a través de la tesis de la verdad revelada, a saber, de que detrás del ídolo (muñecos aparentando "santos", hechos de talla en madera, yeso u otro material) hay terribles presencias espirituales: demonios…” El apóstol Pablo nos advierte a los creyentes, en 1 Corintios 10.18-21, señalando un hecho importante. Nos demuestra que si bien en un sentido es cierto que un ídolo no tiene realidad, no obstante tiene una terrible realidad en otro sentido. ¡El paganismo se halla bajo el control de Satanás! Como “príncipe de este mundo”, él (diablo) y sus demonios son verdaderamente adorados en los cultos por los «incultos» paganos, ya sea consciente o inconscientemente -tanto por aquellos que lo hacen en ese altar diferente, que son en esas Ermitas personales; o desde aquellos que están erigidos, para el público en general, en las esquinas de una cuadra, o en templos más grandes, o al descubierto, como la famosa realización de la "Ciudad Santa" que se encuentra ubicada en la Avenida Costanera de la Ciudad de Buenos Aires. Precisamente a ese lugar que, ¿por curiosidad?, incluso los Evangélicos de cualquier denominación van de visita. ¿No lo saben?… Pues, ¡están de esta manera adorando a los demonios!

Fin de la primera parte… Continuará.

Mensaje predicado en su oportunidad por el Pastor, Ricardo Iribarren


(24/10/2019 - Revisión ortográfica; cotejo de las citas bíblicas y diseño de página: Miguel Angel Vreska)

Modificado por última vez enMiércoles, 27 Noviembre 2019 20:54
volver arriba

CONTACTO

    Teléfono Fijo: +54 11 4629-6270
       Celular Portable: +54 9 11-3660-8613 Whatsapp/

         +54 9 11-3100-1496 Whatsapp/ +54 9 11-6577-1333 Whatsapp

CORREOS, WEB Y APLICACIÓN

            Correos: ibbmradio16@hotmail.com / contacto@radiobiblica.org
                 Web: http://www.radiobiblica.org

                          Play Store: Radio Biblica Online (APP)