Menu

Fundamentos Doctrinales

Objetivo

El objetivo de quiénes integramos esta Radiobiblica.org es promover la Gloria de Dios y la salvación en Jesucristo de los hombres y mujeres, mediante la radiodifusión por medio de internet; tanto en el país como en el exterior, es decir, hasta donde Dios haga llegar Su palabra para satisfacer cada necesidad de todo ser humano. Estos mensajes han sido preparados a partir de una exposición entendible, clara y sencilla, con el propósito de satisfacer en el corazón las demandas más profundas del hombre y la mujer; y que a su vez les confieran iluminación para poder encontrar aquellas respuestas que  pueden hacerlos sabios para Su salvación -tanto a hombres y mujeres; niños, jóvenes, adultos y ancianos-, por la fe en Cristo Jesús.
Para acompañar su descanso,  también ofrecemos música lírica e instrumental; además de noticias cristianas y su impacto en el cumplimiento de las profecías bíblicas. Asimismo, podrán hallar novedades de uso práctico, tanto para la mujer como para el hombre de cualquier edad. Consejos médicos y los adecuados requerimientos para lograr alcanzar  -en cuanto sea posible- una mejor calidad de vida.

 La Biblia

Como principio rector de su trabajo y testimonio, esta emisora bíblica difunde -y reconoce- la Biblia en su totalidad, de principio a fin. Compuesta de 66 libros, la creemos y proclamamos como la inspirada e inerrante Palabra de Dios. La única, suprema e infalible regla de fe y práctica; preservada providencialmente por Dios, y que puede hacer -como ya expresamos- sabios a los hombres y mujeres para la salvación por la fe en Cristo Jesús."

La Salvación

"Además, la Radiobiblica.org hace un reconocimiento expreso del milagroso nacimiento virginal de nuestro Señor Jesucristo. Y el nacimiento de Jesucristo fue así: Que siendo María su madre desposada con José, antes que se juntasen, se halló haber concebido del Espíritu Santo.Y José su marido, como era justo, y no quisiese infamarla, quiso dejarla secretamente. Y pensando él en esto, he aquí el ángel del Señor le aparece en sueños, diciendo: José, hijo de David, no temas de recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es. Y parirá un hijo, y llamarás su nombre JESUS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados. Todo esto aconteció para que se cumpliese lo que fue dicho por el Señor, por el profeta que dijo: He aquí la virgen concebirá y parirá un hijo, Y llamarás su nombre Emmanuel, que declarado, es: Con nosotros Dios. Y despertando José del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, y recibió a su mujer. Y no la conoció hasta que parió a su hijo primogénito: y llamó su nombre JESUS (Mateo 1:18-25); de Su humanidad libre de pecado; de que Él no ha sido engendrado  según el orden de generación natural. Y Jacob engendró a José, marido de María, de la cual nació Jesús, el cual es llamado el Cristo (Mateo 1:16); de Su muerte en la cruz expiando los pecados de los pecadores.Al que no conoció pecado, hizo pecado por nosotros, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él (2 Corintios 5:21), y del poder redentor de Su preciosa sangre derramada. Asimismo también el vaso, después que hubo cenado, diciendo: Este vaso es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama” (Lucas 22:20). “Mas si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión entre nosotros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado(1Juan 1:7). Y casi todo es purificado según la ley con sangre; y sin derramamiento de sangre no se hace remisión(Hebreos 9:22). Sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación (1Pedro 1:19; véase también Apocalipsis 1:5, 5:9). Las Escrituras hacen referencia a ese valor inconmensurable que tiene la sangre. En Levítico 17:11 y en Hebreos 10:4 se deja dilucidar perfectamente esta cuestión, a saber, de que el valor de la "vida" es el valor de la "sangre" - esto es: la sangre de Cristo como un "valor inapreciable". El Dios-hombre dio su vida cuando su sangre fue derramada. "Porque la sangre de los toros y de los machos cabríos no puede quitar los pecados" (Hebreos 10:4). Lo que es eficaz no es la sangre en las venas de las víctimas, sino la sangre extendida sobre el altar. Las Escrituras no hacen mención a algo así como una salvación de la persona por medio de la imitación de la conducta de Cristo o por la influencia de Su vida en ésta; sino solamente habla acerca de la salvación del hombre y de la mujer por medio de Aquella vida que fue entregada en la Cruz.
La resurrección física de Jesucristo. Medite en Mateo 28:1-10; Marcos 16:1-14; Lucas 24:1-43; Juan 20:1-8;  Mateo 13:1-50, 16:16, 24:4-26; Hechos 1:2-11, 13:26-31.
Su ascensión a los cielos (medite en Filipenses 3:20), donde está sentado hasta Su venida, cuando juzgará a todos los hombre y mujeres, vivos y muertos, en el último día. Medite en Hechos 1:8-11; Mateo 13:1-50, 16:18, 24:4-26; Hebreos 6:2, 9:27, 10:27; 1Pedro 4:17; 2Pedro 2:4-6, 3:7; Judas 15; Apocalipsis/Rev. 20:10-15.
Así, el Señor Jesucristo, el Unigénito del Padre, el Hijo Unigénito de Dios, es el único Salvador de los pecadores. Medite en Mateo 1:21; Lucas 1:47 y 69, 2:11; Juan 4:42; Hechos 5:31; Tito 2:13; Judas 25.

La Trinidad

Hay un solo Dios vivo verdadero, eterno, sin cuerpo, partes ni pasiones; de infinito poder, sabiduría y bondad; un Creador y Preservador de todas las cosas, así visibles como invisibles. Y en la unidad de esta Naturaleza Divina hay tres personas; y provienen de una misma sustancia, poder y eternidad: Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.

Una posición no ecuménica (tomado de SBT). En sólo algunas pocas radios cristianas del mundo, ya que no se les da oportunidad, numerosos cristianos -celosos creyentes en el Señor Jesucristo y en la Biblia- expresan su preocupación creciente por las tendencias liberales y ecuménicas que hoy en día muchas emisoras cristianas  propagan por internet.
Tales radiodifusoras ya no proclaman -o nunca lo hicieron- la autoridad infalible de la Biblia, ni sostienen que su objetivo primordial sea la gloria y la honra de Dios. Antes bien, buscan agradar a la carne en sus pasiones y deseos; so pretexto, dicen que glorifican a Dios mediante todo su arte mágico llevado por doquier. Como no consideran que Dios estableció en Su Palabra el principio de Separación (santificación), se toman la libertad de radiodifundir todo lo contrario e inconveniente a lo que la Biblia expresa como norma de vida y ejemplo de conducta de los creyentes.