Menu

Prosperidad ...

El ya anciano apóstol Juan escribe a un hermano llamado Gayo, y nada más ya como saludo destaca con total naturalidad y sencillez dos valores pilares de la buena vida cristiana. En 3 Juan 1 dice " ...a Gayo, el amado, a quién amo en la verdad". En este mundo caído vendido al diablo, el amor verdadero entre hermanos es fundamental;  necesitamos, debemos vivir un amor de verdad, amor buscando el bien para el hno. o hna.; el bien de santidad y crecimiento espiritual;

y como agregados, los bienes materiales, de prosperidad y de salud; el versículo 2 es muy claro en cuanto a este orden: "Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma". Evidente, Gayo era un fiel ejemplar huno., lleno de espiritualidad!! Con todo, no tenía salud y prosperidad; Juan, verdadero apóstol de Jesucristo, "no declaraba" ni salud ni prosperidad; expresaba apenas como un deseo de amor por el hno.; quién debía decidir conceder o no, es la soberana voluntad y propósito de Dios para cada vida!!

 

Pensamiento bíblico por el pastor Víctor Gonzalez Alonzo

Al sintonizar nuestra radio podrá escuchar el programa Arroyos De Vida, producido por radiobiblica.org de Morón - Buenos Aires - República Argentina

Edición y Montaje por Nicolas Benjamin Gonzalez
Correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Más en esta categoría: El Mundo Pasa »
volver arriba