Menu

El Padre del justo

Enseñanza:

Los hijos viven sin garantías. No importa cuán bien estemos dispuestos hacia ellos, no siempre se conducen como pensamos que deberían hacerlo. A menudo ellos son de difícil conducción. Puede que en muchas ocasiones pierdan los frenos.

Pero esto no significa que los padres estén exentos de responsabilidad. Tenemos que ayudar a nuestros hijos a crecer para ser personas piadosas. David Wilkerson, un reconocido pastor, dijo: «Los padres buenos no siempre producen hijos buenos; pero unos padres  y madres piadosos, dedicados y que trabajen duro, pueden inclinar la balanza en favor de la decencia y del carácter moral».

Aplicación:

Para ayudarme como a un hijo suyo, Dios Padre me educa y enseña por medio de Su Palabra (leamos en Deuteronomio 6: 4-9). Me muestra lo que es recto y lo que es malo (leamos en 1 Reyes: 1-6). Me guía por caminos piadosos (leamos en Proverbios 22: 6). Me disciplina (leamos en Proverbios 29: 17). Me ama incondicionalmente (leamos en Lucas 15: 11-32). Nunca me tienta (leamos en Efesios 6:4). Provee a mis necesidades físicas (leamos en 1 Timoteo 5: 8). Me transmite fe (leamos en 2 Timoteo 1: 5).

Pensamiento:

El carácter de los hijos engendrados espiritualmente depende en gran manera de lo que hoy aprendan de Dios: de parte de los padres, líderes espirituales cristianos, la iglesia, etc.

Dios bendiga tu vida. Pastor Ricardo.

 


(Tipeo del original, corrección ortográfica y diagramación de hoja: Miguel Angel Vreska)

Edición y Montaje por Nicolas Benjamin Gonzalez
Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

volver arriba