Menu

La Fraternidad Cristiana

Texto de la Biblia: Filemón: 4-7
«Doy gracias á mi Dios, haciendo siempre memoria de ti en mis oraciones. Oyendo tu caridad, y la fe que tienes en el Señor Jesús, y para con todos los santos; Para que la comunicación de tu fe sea eficaz, en el conocimiento de todo el bien que está en vosotros, por Cristo Jesús. Porque tenemos gran gozo y consolación de tu caridad, de que por ti, oh hermano, han sido recreadas las entrañas de los santos».


Resumen:
El Apóstol Pablo da gracias a Dios, recordando siempre a Filemón en sus oraciones, debido a que el apóstol había oído de su buena actitud y de las actividades que aludían a su buen comportamiento y disposición que tenía hacia el Señor Jesús (pues los comentarios que le llegaban sobré él eran muy favorables), como así ese buen reflejo mostrado, el cual era bien visible para con todos los santos (que vivían), porque su fe (como dijo el Apóstol Santiago) se caracterizaba en buenas obras —haciendo el bien—, practicando un discipulado fiel a la santa consigna del Evangelio, en función de ser un auténtico adorador de Dios (veamos Juan 4:24… «Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren»).
Filemón demostraba amor a la iglesia. Esto a Pablo le daba gran gozo, trayéndole consolación. ¡Es que su amor por Filemón había confortado su corazón!
Si bien puede resultar a veces difícil, lo que debemos buscar, como cristianos, es que el que se encuentre desanimado recobre la confianza. ¡Pidámosle al Señor su guía y fortaleza para tal tarea!
Las dudas provocan abatimiento por los aconteceres de la vida; no obstante, las angustias pueden disiparse como la niebla al amanecer de un día despejado. Proverbios 25: 11-13 dice que… «Manzana de oro con figuras de plata Es la palabra dicha como conviene.
Como zarcillo de oro y joyel de oro fino, Es el que reprende al sabio que tiene oído dócil. Como frío de nieve en tiempo de la siega, Así es el mensajero fiel á los que lo envían: Pues al alma de su señor da refrigerio».
Filemón, quien era un precioso cristiano, fue beneficiado en ser llamado bienaventurado (Proverbios 14.21). Además, siendo heredero de sabiduría (Proverbios14.18b), convertido en un declarador de justicia, trajo beneficio a los santos.
Palabra que nos enseña:
El apóstol Pablo reconoce que la personalidad es regenerada por la obra del Espíritu Santo. Muestra las siguientes características:
1) Pablo oía del amor (no fingido - ver mensaje El Disfraz) de Filemón y de su fe en Cristojesús. Su trabajo personal dio excelente fruto de su discipulado y compañerismo. Esto consiguió que el testimonio de Filemón brillara con fuerza. Esto era llevado en el corazón de hermanos y hermanas en la fe, quienes se lo comunicaban a Pablo.
2) Filemón no se jactaba de sí mismo, haciéndose o diciendo por ahí «yo soy más santo que tú y que vosotros». Si hubiera obrado así, lo despojaría de honor y gloria a Cristojesús; y también a Pablo en su riqueza espiritual. Es que toda su labor daba fruto; y haciéndolo así, su riqueza era su corona.
3) el ejemplo de la enseñanza de Jesús sobre el fariseo y el publicano (Lucas 18.10-14).
4) Lo importante: su fe en Cristojesús. Era motivo suficiente para realizar buenas obras. «¿No ves que la fe obró con sus obras, y que la fe fué perfecta por las obras?» - Santiago 2.22. No era oidor solamente de las enseñanzas, sino que compró la verdad de boca de Pablo; pues la sabiduría, dentro de sus muchas cualidades, nos permite observar la naturaleza de la misma (en 2 Pedro 1.5 dijo el apóstol… «Vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, mostrad en vuestra fe virtud -tan escasa hoy-, y en la virtud ciencia...»). Y estas bendiciones le permitieron ser un testigo fiel, verdadero, sin prejuicios, sin mancha, ni acepción de personas. Filemón fue un testigo fiel. Los santos veían en él un reflejo, una identificación con el Apóstol Pablo. De ahí el regocijo de Pablo de tomar conocimiento por la boca de otros, que Filemón era un auténtico cristiano.
Aplicación:
Creo personalmente que a todos los cristianos se les concede las mismas oportunidades para que puedan demostrar ante el mundo, y ante Dios, cuán auténticos dicen ser. Ahora bien, ¿cómo son reconocidos?... Así también hablen de su testimonio, reconociendo el preciado valor de ello. Algunos ejemplos en el caso de la ayuda: «ENCOMIÉNDOOS empero á Febe nuestra hermana, la cual es diaconisa de la iglesia que está en Cencreas: Que la recibáis en el Señor, como es digno á los santos, y que la ayudéis en cualquiera cosa en que os hubiere menester: porque ella ha ayudado á muchos, y á mí mismo (a Pablo)» - Romanos 16.1-2. Y leemos en Romanos 16.3-4 (notemos el testimonio de Pablo): «Saludad á Priscila y Aquila, mis coadjutores en Cristo Jesús; (Que pusieron sus cuellos por mi vida: á los cuales no doy gracias yo sólo, mas aun todas las iglesias de los Gentiles;)». ¡Amén! También saludemos a Priscila y a Aquila. ¡Demos gracias al Señor por ellos! En 1 Corintios, Pablo da testimonio diciendo: «Huélgome de la venida de Estéfanas y de Fortunato y de Achâico: porque éstos suplieron lo que á vosotros faltaba. Porque recrearon mi espíritu y el vuestro: reconoced pues á los tales». Qué importante sería que cuando estemos visitando o compartiendo con nuestros hermanos, ellos digan de nosotros: “tal hermano confortó mi espíritu”… y no que se estén quejando en contra de alguno o de alguna por ser causa de molestia (Gálatas 6.17). Leemos también el testimonio de Tíquico, quien fue un hermano amado fiel ministro en el Señor, colaborador de Pablo. Tíquico tenía el don de consolar los corazones de los hermanos de Éfeso (Efesios 6.21-22). También, para tener muy en cuenta, la colaboración económica para los que sirven como misioneros -también el beneficio se extiende hacia pastores, evangelistas, maestros  del evangelio-. Ese es otro distintivo de ayuda con reconocimiento en las Escrituras. Seamos generosos, nuestro Señor devuelve en bendiciones los favores prestados. En Filipenses 4.15.17 leemos: «Y sabéis también vosotros, oh Filipenses, que al principio del evangelio (ver Hechos 16.12), cuando partí de Macedonia, ninguna iglesia me comunicó en razón de dar y recibir, sino vosotros solos. Porque aun á Tesalónica me enviasteis lo necesario una y dos veces. No porque busque dádivas; mas busco fruto que abunde en vuestra cuenta»... ¡Cuántas veces oímos las solicitudes de los ministros verdaderos de Cristo en pro de ayudar, o de colaborar con ministerios, o de donar para que la obra de Cristo crezca y contribuir por aquellos que trabajan para el Señor… y no obstante solemos mirar para otro lado! Hay muchos que se hacen los distraídos, cerrando el corazón… Y así tantos ejemplos al respecto que están mencionados en Colosenses. La historia cristiana nos enseña de cuánto se ha beneficiado a otros, y ninguno de quienes colaboraron quedó sin recompensa. ¡Tú, no te quedes sin ella y sin el reconocimiento de los demás, en favor de Jesucristo!
El primer acto que demuestre nuestra autenticidad cristiana debe provenir de personas que se han beneficiado al ser reconfortadas por las buenas obras de fe que nosotros podamos haber realizado, como muestra de nuestro amor y compromiso por Cristojesús y nuestro prójimo: correspondiéndose aquí aquella bienaventuranza declarada en Proverbios 28.14… «Bienaventurado el hombre que siempre está temeroso (a Dios): Mas el que endurece su corazón, caerá en mal».
El Apóstol Pedro dijo que debemos agregar a la fe virtud. A mi entender, esa virtud debe ser participada por la integridad (ver mensaje La integridad). La integridad es un elemento vital e inseparable de la virtud.
Añadiendo otro elemento: Veracidad. Nuestro comportamiento en ser creyentes veraces. Esto también ofrece su aporte a las buenas obras que se hacen hacia los santos, sin acepción de persona. Y es muy loable.
Hermanos discípulos de Cristojesús (es un llamado tanto a hermanos como a hermanas), asumamos la realidad de nuestras acciones: pues ellas podrán glorificarán al Señor Jesús y a nuestros enseñadores… o definitivamente los deshonrarán.
Agradezco a Dios cuando oigo de otros creyentes que con eficacia sirven con diligencia a Dios — y esto será así, si son, claro está, debidamente instruidos en las Escrituras (2 Timoteo 3.17… «Para que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente instruido para toda buena obra».).
Nuestra labor como servidores de Dios, por medio de ese don precioso que estuvo en Filemón, será también un buen ejemplo de seguir a Cristojesús, quien a su vez recompensará a aquel con reconocimiento generoso: «Entonces el Rey dirá á los que estarán á su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fuí huésped, y me recogisteis; Desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; estuve en la cárcel, y vinisteis á mí.... y los (estos) justos (irán) á la vida eterna» - Mateo 25.34-36,46b.
Usted me dirá: ¿en qué otras cualidades puedo ser útil a los santos? Veamos. Cuando les podemos ofrecer: acompañamiento en las circunstancias difíciles de la vida, consuelo, asistencia; o haciendo que otros imiten nuestro buen ejemplo hacia ellos, ya sea en la honestidad, o siendo veraces, o en el  conocimiento. Estas son cualidades significativas.
El conocimiento de CristoJesús nos trae consolación y gozo, valor y fortaleza, amor y devoción; nos faculta para estar siempre dispuestos a la hospitalidad y el oportuno auxilio: porque el señor de la casa esto demandará de nosotros.
Curso de Acción:
Es menester entonces poner el enfoque en la manera que es correcta, a fin de potenciar nuestras habilidades que empleemos con la asistencia del Espíritu Santo, para que el servicio que prestemos a los santos —o si lo estamos haciendo ya— resulte eficaz, con el objeto de conseguir el reconocimiento de Dios: puesto que otros bendecirán a Dios por la labor hecha en su favor… «Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras obras buenas, y glorifiquen á vuestro Padre que está en los cielos» - Mateo 5:16.


Oración:
Padre Santo, te ruego nos concedas amor y sabiduría para las oportunidades que de ti se nos presenten, para llevarlas a cabo —como lo hizo Filemón— con devoción y entusiasmo; y para que esas acciones sean argumentos viables para bendecir el nombre de nuestro Señor Jesús, por la boca de los beneficiados; esperando que el ejercicio de nuestra fe y devoción te agrade, produciendo los frutos de espíritu necesarios en ayuda de los santos. Te lo pedimos y agradecemos en el nombre de Jesús. Amén.
Invitación:
Apreciado radioyente y radio lector…
Toma la decisión de consagrar tu vida a Dios. Sí lo haces, puedo decirte: ¡tendrás gran regocijo y satisfacción plena, haciendo este servicio al Señor Jesús y a los santos! Cosecharás abundantes bendiciones. Oro por ello. Dios te bendiga
Pastor Ricardo Iribarren

Devocional elaborado y escrito por el pastor Ricardo Iribarren

(Biblia consultada: Reina Valera 1909  - Versículos en forma textual)

(Compaginación del artículo: Miguel Angel Vreska: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Modificado por última vez enMiércoles, 14 Abril 2021 20:20
volver arriba

CONTACTO

    Teléfono Fijo: +54 11 4629-6270
       Celular Portable: +54 9 11-3660-8613 Whatsapp/

         +54 9 11-3100-1496 Whatsapp/ +54 9 11-6577-1333 Whatsapp

CORREOS, WEB Y APLICACIÓN

            Correos: ibbmradio16@hotmail.com / contacto@radiobiblica.org
                 Web: http://www.radiobiblica.org

                          Play Store: Radio Biblica Online (APP)